El E-pub puede consultarse en la página web del Centro de la Imagen, en versión Android, iBooks y Readium

Imagen: Secretaría de Cultura

Ciudad de México (N22/Secretaría de Cultura).- El Centro de la Imagen en coordinación con el Comité Técnico de Normalización Nacional de Documentación (Cotenndoc) dio a conocer la publicación electrónica de la Norma Mexicana NMX-R-069-SCFI-2016 Documentos fotográficos-Lineamientos para su catalogación.

La Norma se compone de 14 conceptos en los cuales se establecen criterios comunes para los procesos de catalogación y documentación de los materiales fotográficos.

Esta iniciativa es resultado de un arduo proceso de análisis y discusión entre investigadores y especialistas a partir del seminario de Imagen y Documentación del Centro de la Imagen realizado en 2011, donde se propuso revisar los procedimientos de catalogación de documentos fotográficos.

Con la participación de un grupo de 15 especialistas en la materia para revisar los procesos de catalogación de más de 20 fototecas del país, surgió una primera propuesta con los principales núcleos y campos.

Es así como se unieron organismos e instituciones como la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, la Fundación María y Héctor García A. C., la Fundación Pedro Meyer, Fundación Televisa, Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Archivo General de la Nación, la Fototeca Pedro Guerra, la Biblioteca Nacional, el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla, entre otras.

El criterio de catalogación ya fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado mes de noviembre de 2016, y el E-pub de la Norma Mexicana puede consultarse en la página web del Centro de la Imagen, en versión Android, iBooks y Readium.

En la presentación, el maestro en bibliotecología Robert Endean, consideró que la norma mexicana se vuelve útil para identificar los componentes de un archivo fotográfico y las características de un conjunto documental; para controlar la calidad de sus existencias; para facilitar la búsqueda y recuperación de los ítems; para la investigación visual y para evidenciar conjuntos documentales de interés.

Algunos de los conceptos establecidos son: agencia o estudio, entidad catalogadora, género, imagen digital, título atribuido, unidad documental, compuesta.

Diana Vázquez, coordinadora del Acervo Fotográfico del Centro de la Imagen señaló que ya se ha comenzado a migrar las bases de datos del acervo hacia los lineamientos que propone la Norma Mexicana.

Imagen: Secretaría de Cultura

Hacia una labor de difusión de los lineamientos de catalogación para documentos fotográficos

La directora del Centro de la Imagen, Itala Schmelz,  explicó que este espacio ha ido replanteando sus políticas relacionadas con el resguardo, la conservación y catalogación de acervo en función  de uno de sus pilares: su archivo.

“En el seminario de Imagen y Documentación nos dimos cuenta que había dos grandes bloques de atención, uno, cómo íbamos a catalogar nuestras imágenes y dos, cómo se iban a catalogar en los diferentes archivos de diversas instituciones”.

Con la Norma Mexicana ya publicada en el Diario Oficial de la Federación, destacó que el siguiente paso es seguir trabajando en las Clínicas de Catalogación, que consisten en una labor de familiarizar a los diversos especialistas y gente de archivo con la Norma.

También se creó la iniciativa del Fotoobservatorio, plataforma digital a donde todos los archivos de fotografía se suben con la información básica de su acervo: “Entre la aplicación de la norma y esta plataforma común se reúne la política de trabajo del Centro de la Imagen, que no sólo es trabajar con su archivo, sino también incluir a otras instituciones para generar lenguajes comunes y plataformas de trabajo colectivos”.

Otro aspecto fundamental es difundir la Norma Mexicana NMX-R-069-SCFI-2016 Documentos fotográficos-Lineamientos para su catalogación, de ahí la importancia de contar con una versión electrónica: “Queremos horizontalizar esta metodología de trabajo. Creemos que es una forma no paternalista para que cada institución se haga cargo de la catalogación, pero de acuerdo a una propuesta de trabajo común”.

De acuerdo con la funcionaria, entre los retos que enfrenta el Centro de la Imagen está el fortalecimiento de su capacidad de memoria digital para facilitar la consulta de sus bases de datos y continuar con los trabajos del programa de resguardo para la conservación de obra.