Realizado con tecnología de punta, el proyecto confronta al espectador con la travesía que realizan millones de migrantes mexicanos y centroamericanos en el desierto

Ciudad de México (N22/Redacción).- En la 70 edición de la Bienal de Venecia, Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki, presentan Flesh and Sand, una producción de realidad virtual que recrea la travesía que realizan millones de migrantes mexicanos y centroamericanos por el desierto todos los días.

Inspirados en historias verdaderas Iñárritu y Lubezki, lograron una instalación de 400 metros que desdibuja las fronteras entre los personajes y el espectador. El trabajo de ambos creadores podrá verse en la Ciudad de México en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco a partir de agosto, esto tras su estreno en Cannes.

Esta pieza en la que el público se ve obligado a caminar por el desierto “para presenciar y compartir la condición de quienes cruzan ilegalmente la frontera entre naciones”, es producto del trabajo de investigación que durante cuatro años realizó González Iñárritu, entrevistando a migrantes. De hecho, algunos de esos migrantes participan en la producción actuando. La tecnología utilizada permite que el espectador se vuelva un personaje más y, en consecuencia, lo lleva a generar empatía con la situación de los migrantes, los dolores y las fatigas de la migración.

Esta no es la primera vez que González Iñárritu y Lubezki se embarcan en un proyecto juntos, Birdman y The Revenant, ganadoras de premios Óscar. Esta es una producción de Mary Parent y ILMxLAB de Lucasfilm, financiada por Legendary Entertainment y Fondazione Prada, se presentará también en ésta última y en Los Ángeles.