“En algunos países europeos, por ejemplo, es una industria muy productiva. Esa cadena paralela para la compra y venta de libros que no están las librerías”: Fernando Serrano, académico

Imagen:Fundación UNAM

Ciudad de México (N22/Mario Velázquez).- “En esta feria el propósito (al ser una feria atípica, en cuanto a que hay venta, pero también exhibición de libros) se ha puesto en los libros de arte, en los libros antiguos o en los libros que tienen algún componente artesanal en su manufactura”, comentó Malena Mijares, coordinadora de Divulgación y Publicaciones de Humanidades UNAM.

Manuscritos, facsímiles, originales, ediciones limitadas e ilustradas son algunos de los libros que se pueden encontrar en la Feria Selección El Libro Español En México. Un encuentro ineludible para cualquier bibliófilo.

¿Qué separa a un lector de un bibliófilo?

“El simple gusto de disfrutar la lectura es tener una relación directa con el autor que termina cuando uno termina la lectura del libro. Pero la pasión por el libro es darle a ese objeto una trascendencia más allá de la simple lectura. Hay a quien le gusta solamente poseerlos, a quien le gusta conservarlos como guía, como recuerdo de épocas pasadas”, agregó Fernando Serrano, académico.

¿Puede la bibliofilia ser una industria?

“En algunos países europeos, por ejemplo, es una industria muy productiva. Esa cadena paralela para la compra y venta de libros, que no están las librerías por alguna razón histórica o de falta de interés en una edición nueva”.

“Hay una cadena muy grande de participación. Es muy interesante la manufactura del libro, pero si nos atenemos a los libros de arte, a lo que tiene Moleiro, son libros hechos con artistas, nos enfrentamos a un mundo diferente, nos enfrentamos a la valoración del libro como objeto y como contenedor de arte”, concluyó Mijares.

La Feria Selección El Libro Español en México estará hasta el 22 de mayo en la Casa Universitaria del Libro. La entrada es libre.