El 15 de mayo del 2012 fallecía el escritor e intelectual mexicano Carlos Fuentes a los 83 años de edad; a cinco años de su muerte se recordó su obra en el Palacio de Bellas Artes

Ciudad de México (N22/Redacción).- El reloj marcaba las 12:15 horas. Era el 15 de mayo de 2012. La noticia no tardó en darse a conocer. Había muerto el autor de La región más transparente (1958), víctima de una hemorragia interna provocada por una úlcera rota. Tenía 83 años.

Este domingo, en el Palacio de Bellas Artes, en la sala Manuel M. Ponce, se realizó el homenaje “Cinco años sin Carlos Fuentes”, en el que participaron Gonzalo Celorio, Ana García Bergua y Antonio Saborit, en una mesa moderada por Julio Trujillo. Cada uno de los autores hablaron de las obras: Cambio de piel (1967), Zona sagrada (1967) y Cristóbal Nonato (1987). Las dos primeras cumplen 50 años de haber sido publicadas.

Gonzalo Celorio, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, señaló que como García Márquez, en Cambio de piel Fuentes buscó construir “una historia totalizadora que mostrara los cimientos de los rasgos latinoamericanos”, como se lee en una nota publicada en Proceso.

Fuentes es uno de los referentes literarios del México del siglo XX, es autor de novelas como La región más transparente (1958), La muerte de Artemio Cruz (1962), Aura (1962), Terra Nostra (1975), Gringo viejo (1985), La silla del águila (2003), entre otras.

En palabras de Fernando Ureña Rib, la escritura de Carlos Fuentes “brota de profundas raíces americanas y vierte con admirable fuerza toda la ira contenida en el alma de los pobres, de los ancestros asesinados, de los andrajosos y malolientes, desdichados y parias de la civilización y de la historia. Es la ira de los dioses, por la incongruencia de nuestros líderes, por la ignorancia y turbulencia a la que nos someten poderes superiores. Es la ira ante la injusticia de la guerra.”