El país fue reconocido con el premio al mejor Pabellón Nacional y al mejor artista de la exposición curada Viva Arte Viva

Imagen: AFP

Ciudad de México (N22/Redacción).- Este fin de semana en la ciudad de Venecia, Italia, se inauguró la 57 edición de una de las ferias de arte más importantes del mundo: la Bienal de Venecia. 86 pabellones nacionales y una exposición central curada, Viva Arte Viva, que reunió a 120 creadores de 50 países, integran la feria. Alemania fue la gran triunfadora de la cita, fue reconocida con el León de Oro al mejor pabellón nacional y al mejor artista de la exhibición curada.

El trabajo de Anne Imhof en el Pabellón de Alemania fue reconocido por los jueces por ser “una instalación poderosa y perturbadora que plantea las preguntas apremiantes de nuestro tiempo y lleva al espectador a un estado de ansiedad consciente”; bajo el nombre Faust el montaje fusiona pintura, escultura, instalación y actuación. Nacida en Gießen en 1978, la artista alemana recibió en 2015 el premio Nationalgalerie de Berlín. En la ceremonia de premiación que fue realizada en el Giardini de la Biennale, Imhof señaló que su trabajo “representa la gracia de los pensamientos, la libertad, el derecho a ser distinto, la inconformidad de género y el orgullo de ser mujer en este siglo”. El pabellón fue curado por Susanne Pfeffer.

El León de Oro en la exhibición Viva Arte Viva, fue concedido al también alemán Franz Erhard Walther (Fulda, Alemania, 1939), quien actualmente exhibe Un lugar para el cuerpo en el Museo Reina Sofía de Madrid. “La naturaleza radical y compleja de su obra que trasciende nuestro tiempo y sugiere la mutación contemporánea de una vida transitoria” es el rasgo que el jurado destacó en el trabajo del artista.