El fotógrafo Jan Kriwol y el artista Markos Kay desarrollaron un ensayo visual que destaca la fragilidad y la vitalidad del cuerpo humano en la arquitectura urbana

Ciudad de México (N22/Redacción).- El trabajo escultórico de Anthony Gormley así como dibujos clásicos de revistas médicas inspiraron la serie fotográfica Human After All realizado por el fotógrafo Jan Kriwol y el artista Markos Kay. El ensayo visual representa diferentes situaciones de la vida cotidiana a través del sistema circulatorio.

Las imágenes manipuladas de forma digital y situadas en paisajes urbanos como Varsovia, Grenoble, Tel Aviv, Israel, Berlín, Bruselas y Ciudad del Cabo, conforman una colección de entornos genuinos y representaciones en 3D, creadas mediante simulaciones de partículas. La serie, en palabras de sus creadores, “busca desafiar nociones de fronteras entre nuestros cuerpos y nuestro medio ambiente, así como barreras sociales como las diferencias raciales y sexo”.