“Siempre hablamos de la transversalidad de la cultura, pero la dejamos en un discurso y este documento es una evidencia muy clara de esa transversalidad desde varias vertientes”: Ernesto Piedras.

Ciudad de México (N22/Salvador Perches).- México es el cuarto país de América Latina con mayores índices de desplazamiento interno forzado, y en la última década ha sido país de tránsito de seis millones de niños y adolescentes latinoamericanos. En la publicación Migración y cultura de la UNESCO y El Colegio de la Frontera Norte se analizan, desde distintas disciplinas, las formas de movilidad asociadas a la migración.

“Las ciencias sociales nos parecen la plataforma más adecuada para acercar el discurso de los derechos culturales a un fenómeno tan creciente y tan insuficientemente estudiado desde el punto de vista de los derechos culturales, como es la migración.  En el libro se dan cita 25 autores que lo ven desde el derecho internacional público, el derecho consular;  desde la mirada del periodista, del artista comprometido a pensar; y también los científicos sociales, desde los lingüistas a los economistas de la cultura, pasando por los sociólogos y lo antropólogos culturales; y aquí se resumen esas miradas, en ese sentido se puede decir que es una gran partitura”, comentó Nuria Sanz, representante de la UNESCO en México.

“Me parece que debemos dejar de hablar de la cultura singular, generalmente hablamos de la cultura, pero son las culturas y en este caso la atención de la cultura se fue hacia la frontera norte, hacia los migrantes, hacia el desarrollo integral basado en la cultura y de eso fue que se trataron estos dos días de trabajo y ahora se materializa en estas publicaciones”, agregó el economista Ernesto Piedras.

Es muy difícil encontrar otro fenómeno mundial que encuentre en las ciencias humanas la necesidad de estudio como lo es el binomio de cultura y migración.

“Es interesante, la política cultural se combina con política migratoria y política económica, siempre hablamos de la transversalidad de la cultura, pero la dejamos en un discurso y este documento es una evidencia muy clara de esa transversalidad desde varias vertientes.”

“Hemos tenido la gran suerte de colaborar con la Secretaría de Cultura, hemos tenido la gran suerte de colaborar con instituciones como El Cecut, en Tijuana, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, la Universidad Autónoma de Zacatecas, la oficina de la UNESCO en México, la Secretaría de gobernación y también con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos”, agregó Sanz.

Migración y cultura, al igual que todas las publicaciones de la UNESCO está disponible para consultarse en formato digital.

 

Imagen: Radio Migrantes