Este creador afirma encontrar una especie de arquetipo dancístico, más que reconocer su autoría, encuentra en su arte un punto común en la raza humana

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- En marzo de 2012, justo un año después del desastre nuclear de Fukushima, el bailarín Atsushi Takenouchi visitó la región. Entre la devastación de una playa encontró flores  y después, en la cima de una colina, un kindergarden que sobrevivió al tsunami. Ahí se presentó ante los pequeños alumnos. El resultado de esta experiencia le inspiró Mil gotas, mil flores, una ofrenda dancística a la vida, fundado en la visión japonesa del Jinen.

“Jinen, este pensamiento viene del antiguo mundo japonés y creo que éste se vincula con el muy antiguo animismo que inició con el sintoísmo. Y creo que el inicio del sintoísmo es casi lo mismo, un antiguo animismo al igual que en México. Jinen es una palabra que define que todo tiene vida y dentro de ésta hay vidas más pequeñas. En estas vidas también está Dios al igual que en nuestros cuerpos. La filosofía Jinen piensa que entre lo humano, Dios y la naturaleza no existen límites”, comentó Atsushi Takenouchi, bailarín de Butoh.

En la década de 1980 Atsushi fundó su propia compañía llamada Jinen Butoh. En Mil gotas, mil flores, el bailarín ejecuta su danza con la música de la compositora Hiroko Komiya.

“Bailar butoh es como una manera de encontrar tu propio movimiento interno. La coreografía se funda en lo externo, en realizar una posición y otra no. Muchas posiciones hacen una coreografía. En la danza butoh es cómo siento mi emoción o mi sentimiento.”

De alguna manera, este creador afirma encontrar una especie de arquetipo dancístico, pues más que reconocer su autoría, encuentra en su arte un punto común en la raza humana.

“Lo que encuentro en el movimiento no es mi invención, son raíces humanas. Me gusta llegar a estas raíces humanas porque podemos compartir. Este es nuestro cuerpo, es nuestra memoria y eso es lo que me gusta compartir.”

Atsushi Takenouchi se presenta por primera vez en México en una única función en el Teatro de la Danza, del Centro Cultual del Bosque el martes 09 de mayo a las 20:00 horas.