El ruido de los huesos que crujen es un texto a dos voces. Joseph y Elikia viven la huida, las dudas, los miedos y el regreso a una vida civil

Ciudad de México (N22/Salvador Perches).- En el 60 aniversario del Teatro del Bosque, Julio Castillo, la Compañía Nacional de Teatro trae nuevamente a su escenario el primer montaje de su repertorio dedicado al público adolescente, realizado en coproducción con la compañía quebequense Le Carrousel: El ruido de los huesos que crujen, de la ya célebre dramaturga Suzanne Lebeau. La obra está inspirada en un documental que muestra la vida de los niños soldados.

“Susan ha escrito para niños durante 35 años, para niños pequeños desde las tres hasta los 10, 11 años. Esta es su primera obra para adolescentes por el tema que aborda. La obra es hermosa pero también dolorosa, porque habla de una realidad que hay en el mundo y en México”, comentó Luisa Huertas, actriz.

Elikia es una niña que como tantos otros niños ha visto su vida transformada de la mañana a la noche por una guerra civil caótica y sin leyes. Secuestrada y separada de su familia, Elikia se convierte en niña soldado.

“Cuando la vio nuestro actual director artístico Enrique Singer me dijo ‘las obras bien escritas entran realmente en el corazón, en el alma, en los problemas de la humanidad, se vuelven universales y El ruido de los huesos que crujen es una obra que habla de un problema a nivel mundial en este momento y del cual hay que sensibilizar y hacer consciente a la gente.”

El ruido de los huesos que crujen es un texto a dos voces. Joseph y Elikia viven la huida, las dudas, los miedos y el regreso a una vida civil y civilizada en la que los niños pueden crecer siendo niños. Angelina, la enfermera que los recibe en el hospital en el que se refugian, pone en perspectiva esa realidad dolorosa y abre una ventana a una luz incierta, pero luz al fin.

“No todo es rosa y azul y conocer esta realidad lacerante es muy importante, ahora no deja de tener incluso rasgos de humor, rasgos de ternura, momentos de indignación, los niños son unos personajes entrañables”.

Con esta puesta en escena inician los festejos por el sexagésimo aniversario del Teatro Del Bosque Julio Castillo. Se presentará de  jueves a domingo hasta el 11 de junio.

 

 

 

Imagen: Compañía Nacional de Teatro