El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y el MUAC organizan la primera exposición de Forensic Architecture que utiliza la disciplina como herramienta metodológica en la denuncia de la violencia de Estado

Imagen: Forensic Architecture

Ciudad de México (N22/Redacción).- El Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) y el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), en coproducción, realizan la muestra Forensic Architecture. Hacia una estética investigativa, que el pasado 28 de abril abrió sus puertas en el recinto barcelonés.

Forensic Architecture es la primera muestra de un equipo de investigadores bajo del mismo nombre que utilizan “la arquitectura como herramienta metodológica para investigar conflictos armados y la destrucción medioambiental y para complementar y cotejar con otras múltiples fuentes probatorias como son los medios digitales y redes sociales, los sensores remotos, las investigaciones materiales y los testimonios presenciales”.

La exposición presenta la práctica de este equipo, capitaneado por Eyal Weizman (Israel, 1970), arquitecto e intelectual, que ha centrado su práctica en el análisis espacial y la cultura visual. En 2011 fundó Forensic Architecture, una agencia de investigación con sede en la Universidad de Londres que reúne a un grupo multidisciplinario de arquitectos, cineastas, diseñadores, abogados y científicos para realizar investigaciones que reúnan y presenten análisis espaciales en foros jurídicos y políticos. Es también autor de varios libros, entre ellos, A través de los muros que aborda la táctica implementada por el ejército israelí durante los ataques contra las ciudades palestinas, que “en lugar de progresar por las tortuosas calles de los distintos barrios o campos de refugiados, los soldados avanzaban de casa en casa, atravesando muros, suelos, techos, salones, habitaciones y cuartos de baño, sin pisar nunca las calles”, llamada “geometría inversa”. Durante 2016, el equipo dio a conocer una investigación que decantó en la recreación de la prisión siria de Saydnaya en la que más de 17 mil personas han muerto víctimas de tortura.

Forensic Architecture “examina cómo se produce ─tecnológica, arquitectónica y estéticamente─ la verdad pública, cómo se puede utilizar para confrontar la propaganda y los secretos de Estado, y cómo denunciar nuevas formas de violencia de Estado”.

La exposición, curada por Rosario Güiraldes, permanecerá en el MACBA hasta el 15 de octubre de este año.