Se trata de la primera muestra realiza en Reino Unido de la obra del pintor y escultor suizo, en más de veinte años

Imagen: Alberto Giacometti retratado por Ernst Scheidegger a finales de los años cincuenta

Ciudad de México (N22/Redacción).- Del 10 de mayo al 10 de septiembre la Tate Modern exhibirá Giacometti, una muestra que busca resaltar el lugar del artista como uno de los los más grandes escultores-pintores del siglo XX, junto a Matisse, Picasso y Degas. Esta es la primera muestra del artista realizada en Reino Unido en más de veinte años.

La exposición incluye más de 250 obras provenientes de las colección y de los archivos de la Fundación Alberto y Annette Giacometti, de París. La exhibición, que permite mostrar las diferentes evoluciones de la trayectoria de Giacometti en más de cincuenta años, reúne esculturas en yeso y dibujos rara vez expuestos, desde primeras obras como Cabeza de Mujer (1926) hasta las icónicas esculturas en bronce como Hombre que camina (1960), según señala el comunicado del museo.

Curada por Frances Morris, director de la Tate Modern y Catherine Grenier, director y curador en jefe de la Fundación Alberto y Annette Giacometti, la exposición muestra, además de las esculturas y dibujos, libros. La retrospectiva destaca la forma en la que el suizo trascendió las fronteras entre arte antiguo y moderno, y el cuestionamiento a las barreras entre artes decorativas y Bellas Artes.

Alberto Giacometti (Borgonovo, 1901-Coira, Suiza, 1966) experimentó con el cubismo, el surrealismo; investigó acerca de la brutalidad y el sadismo; transitó por las artes decorativas; y desarrolló diversas reflexiones e investigaciones artísticas inspiradas por el arte egipcio y el africano. Fue tras la Segunda Guerra Mundial que comenzó a realizar las figuras hiperestilizadas que identificaron al artista a nivel internacional.

Se exhiben obras como El hombre que señala (1947), El hombre que cae (1950), La mano (1947); los lienzos Diego sentado (1948) y Carolina con vestido rojo (1964-65).