El Mashambas Sckyscraper, un proyecto arquitectónico que busca mejorar la vida de los agricultores del área que aún viven en la pobreza; obtuvo el premio eVolo 2017 Skyscraper Competition

Ciudad de México (N22/Redacción).- Diseñado por los polacos Pawel Lipiński y Mateusz Frankowski, el proyecto Mashambas Sckyscraper fue reconocido con el premio eVolo 2017 Skyscraper Competition que cada año reconoce las propuestas de construcción más visionarias y de mayor innovación en el uso de materiales, programas, estética y organización espacial, que desafíen la forma en la que entendemos la arquitectura vertical y nuestra relación con el entorno natural y urbano.

El Mashambas Sckyscraper es una propuesta de diseño que plantea un rascacielos modular escalable, concebido como centro educativo y mercado para las comunidades de agricultores de la África subsahariana. El diseño busca incrementar las oportunidades de cultivo y reducir el hambre en esta región funcionando como: un área de tierra cultivada, una parcela de tierra, una pequeña granja de subsistencia para cultivos y árboles frutales incluyendo, a menudo, la vivienda del agricultor.

En su propuesta, los diseñadores señalan que, hoy en día, más del 40% de las personas que viven en el África subsahariana están en la pobreza absoluta. Más de la mitad de ellos tienen algo en común: son pequeños agricultores. A pesar de varios intentos, la mezcla de fertilizantes, riego y semillas de alto rendimiento de la llamada revolución verde que duplicó la producción mundial de cereales entre 1960 y 2000─ nunca floreció en África debido a la escasa infraestructura, mercados limitados, gobiernos débiles y guerras civiles que azotaron el continente post-colonial.

Lo anterior los motivó a diseñar un espacio que busca que los pequeños agricultores alcancen dicha revolución por medio de un espacio que provea educación, entrenamiento en técnicas de agricultura, fertilizantes de bajo costo y herramientas modernas y que, al mismo tiempo, funcione como un área comercial local que permita maximizar las ganancias de la venta de las cosechas. La estructura modular, crecerá (verticalmente) en razón del número de participantes; cuando la comunidad logre ser autosuficiente, será transportada a otra región.