Se que se cree pertenecía a Userhat, un magistrado de la XVIII dinastía; el mausoleo se encontró completamente intacto con diez sarcófagos y cientos de estatuillas

Ciudad de México (N22/Redacción).- Ocho momias, sarcófagos de madera de vivos colores y un millar de pequeñas figuras funerarias fue parte del hallazgo en una tumba de la época de los faraones, en el sur de Egipto, realizado por un grupo de arqueólogos.

La tumba, cercana a la ciudad de Luxor y del Valle de los Reyes, al parecer pertenecía a Userhat, un magistrado de la XVIII dinastía (1550-1295 a.C.) que poseía el título de juez de la ciudad y que fue reutilizada siglos después bajo la XXI dinastía para albergar a otras momias. Mustafa Waziri, jefe de la misión arqueológica y director del Departamento de Antigüedades de Luxor, destacó que la tumba está “completamente intacta y muy decorada, con inscripciones y dibujos de colores en sus paredes”.

La tumba no había sido descubierta hasta ahora pues se encontraba enterrada debajo de una gran cantidad de tierra y piedras; tiene el típico estilo de los enterramientos de los nobles, en forma de T y consiste en un patio abierto, una sala rectangular y una cámara interna.